A la salida del Solís Chico

A Fernando Bosio, viejo Amigo, que hoy habita las mismas tierras que mi Madre apreciara hace 80 años

El caso es Fernando, que tanto las costas blandas y bordes lábiles del curso interior, como las tributaciones al estuario del Plata, tienen que reconocer cuáles son las energías presentes en sus márgenes y en sus flujos ordinarios.

En el caso de las tributaciones hay al menos 7 cosistemas que intervienen en ellas: 1º las aguas tributarias, 2º el gradiente térmico de ligera menor temperatura de salida (no mayor a 0,2º) que determina sus advecciones (desplazamientos horizontales) (los convectivos son verticales), 3º la curva y el cordón de salida de borde cuspidado sedimentado a 150 a 180 m de la margen emergida, 4º el seno entre ese cordón ligeramente sumergido y el ya descubierto como playa, 5º el seno anterior, entre esa playa emergida y la ribera firme o de dunas, que siempre suele ser eliminado con el paso de una motoniveladora.

Ese seno entre cordones emergidos es fundamental para evitar que las tributaciones de los desagües y espiches urbanos entren a 90º, en forma directa al sistema de tributación.

Esas aguas calentitas tienen que hacerlo por filtración en la playa emergida, de manera de no alterar el gradiente térmico de tributación.

6º la deriva litoral, que siempre guarda hipersincronicidad mareal en los primeros 150 a 180 m y 7º el corredor natura de flujos costaneros estuariales en descenso, que sigue a esta deriva litoral.

Querer acortar camino para supuestamente favorecer la salida del arroyo es una torpeza propia de troglodíticos ingenieros "hidráulicos", que son incapaces de confesarse, pues antes les vendrían deseos de suicidarse. Han hecho todo mal a lo largo de sus Vidas. Todo por culpa de un catecismo newtoniano de 360 años. El cambio de paradigma que les espera ya se los anunció Sir James Lighthil (antecesor de Stephen Hawking en la cátedra de Cambridge) en 1986. ¿Cómo harán ese cambio de catecismo? es un misterio

Un fuerte abrazo, Francisco

Olvidaba comentarte Fernando, que cualquier degradación a cualquiera de estos ecosistemas termodinámicos naturales abiertos y enlazados equivale a robar energías convectivas al curso de agua y a sus sedimentos.

No son flujos laminares los que los "transportan" a los sedimentos, sino convectivos. Los llamados laminares es lo que resta de un sistema destruído, que no cesa de ver precipitar sus sedimentos en el propio curso. Ya sea el interior o el de salida por senos entre cordones litorales.

En este caso, la apertura de ese canal para abreviar la salida afecta en primer grado a los sedimentos que siguen a esa salida y por ello todos los años ven crecer las dunas. Si reparan ese corte veran que las dunas no crecen. Por cierto, ésto no se manifiesta en 24 horas. Otro abrazo, Francisco. 8/1/2021